Qué visitar en Tenerife

¿Tienes programada una escapada a la isla y estás ahora mismo “googleando que visitar en Tenerife?

Este es el primer post de una lista de los lugares que no te puedes perder si realmente quieres visitar la isla como viajero y no como un guiri.

No caigas en trampas «atrapa-turistas»

Desde que llegas al aeropuerto vas a ver un sin fin de paneles publicitarios de los parques temáticos Siam Park y Loro Park, pero déjame decirte algo, esto es puro marketing.

¿Y sabes qué? la realidad es que lo mejor de la isla no se publicita tanto porque no responde a intereses particulares económicos, por este motivo no te vas a encontrar tantos visitantes. Así que si te gustan las masas y hacer turismo para ovejas puedes dejar de leer este post. Si en cambio, cuando viajas te gusta sentir la esencia de los lugares, mezclarte con los locales y llevarte un pedacito de autenticidad, paisajes, olores, sabores… te invito a qué sigas leyendo.

 Visita San Cristóbal de La Laguna o te arrepentirás forever

Esta no es una frase inventada, es una frase que ya he escuchado a varias personas:

“Oye que bonita es Tenerife, me encantó la experiencia pero ¿sabes qué? me quedé con ganas de visitar La Laguna” Así que espero que esto no te ocurra a ti. A estas alturas, debo informarte de que esta ciudad es Patrimonio de La Humanidad desde 1999 por algo será ¿no crees?

San Cristóbal de La Laguna se ubica a 12 minutos en coche desde Santa Cruz. La primera universidad de Canarias se funda aquí, así que notarás mucho ambiente estudiantil por todos sus rincones. Te va a llamar la atención unos arbolitos muy especiales, los dragos, tienen una historia muy singular y te recomiendo que veas el video donde hablo de ellos o leas el post.

En Canarias no siempre hace una temperatura cálida

No te lo creas, que aquí siempre estamos en bañador tomando zumo de piña colada ¡Puro marketing de nuevo! Esta ciudad está a unos 545 metros sobre el nivel del mar, la reserva natural de laurisilva.(Otro lugar que debes visitar o te arrepentirás forever) y excepto en verano, hace un frío que pela, claro que con uno de esos vinitos tan buenos que producen en la isla, el frío se lleva mejor.

Una vez que llegas a su casco histórico te das cuenta de que estás en un lugar importante, pues fue la primera capital de Canarias. También te vas a percatar que cómo casco histórico es muy diferente a los del resto de España, sencillamente porque la historia de Canarias lo es.

Pasear por La Laguna es cruzar un puente que une la cultura castellana, africana y americana. Así que abre bien los ojos y pulsa el botón de la maquinita de «regreso al pasado» que te vas a transportar a la época más gloriosa del imperio español, época de conquistas, colonizadores, nuevos mundos, piratas, conventos cuyas paredes todavía ocultan secretos y hasta fantasmas que hoy en día muchos aseguran que ven.

La isla se termina de conquistar en 1496 coincidiendo casi con el “descubrimiento” de América. En sus edificios podemos ver portadas en piedra volcánica, elementos claves en la arquitectura canaria, patios abiertos de madera de pinos canarios con gran influencia andaluza y detalles que evoca la América precolonial.

Ciudad Patrimonio ¿Por qué? Descubre los 3 motivos principales

La Unesco le concede el titulo de ciudad Patrimonio de la Humanidad principalmente por 3 razones

1. Su trazado fue el modelo que se empleó para planificar las ciudades americanas como Cartagena de Indias Colombia o La Habana en Cuba. Y es que en más de una ocasión te va a parecer estar en cualquier ciudad de Latinoamérica.

2. Sus balcones de origen mudéjar son los mejores conservados de todo el territorio español ya que los reyes católicos se cargaron los que habían en la península (pero esto es una larga historia) 

3.  Fue la primera ciudad medieval sin muralla. (esto tiene truco porque en realidad está rodeada de muralla natural, el valle de Aguere)

En resumen, San Cristóbal de Laguna es un lugar que no debes perderte en tu visita a la isla, por muchísimas razones, si quieres disfrutarla de veras no lo dudes y contrata una visita guiada porque te van a contar anécdotas muy interesantes y de sabiduría popular de esas que no aparecen en la Lonely Planet ni en Dios google.  Ah, y ya sabes que a no ser que vengas en verano, no te olvides una chaquetilla, el que avisa no es traidor… no seas tacaño y si te ha gustado el post compártelo.